Perfil: Usuario Genérico

APTRA

Aplicación APTRA- Adaptación de puestos de trabajo, recomendaciones y ayudas técnicas

En las empresas, a la hora de abordar la incorporación de trabajadores con deficiencias(1) y que tienen el certificado de minusvalía(2), entre otras muchas cuestiones, surge una que se convierte en pieza clave: La carencia de conocimiento de los profesionales de los departamentos de recursos humanos sobre lo que estos posibles trabajadores pueden hacer. Esta y otras carencias de conocimiento son, normalmente, las que llevan a que en nuestra cultura, todavía hoy, se asocie deficiencia (minusvalía, discapacidad, ...) con INCAPACIDAD -así en mayúsculas-; es decir, a que se considere que las personas con deficiencias NO son CAPACES de realizar actividad alguna o que si las realizan lo hacen ineficientemente. Así, este prejuicio cultural trasladado al mundo laboral se convierte en un escollo para la integración en la empresa ordinaria de quienes tienen alguna deficiencia. Para contribuir al conocimiento de una realidad diferente, una realidad cotidiana para miles de trabajadores, se ha elaborado esta sencilla herramienta.

NOTA: Para evitar confusiones se indica que esta aplicación en ningún caso debe ser utilizada para evaluar capacidades o para realizar selección de personal o para suplantar el análisis del puesto de trabajo cuando sea necesario o cuando deba aplicarse para cumplimiento de la legalidad vigente.


(1)Deficiencia: Según la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Salud y la Discapacidad -CIF- de la Organización Mundial de la Salud es "la anormalidad o pérdida de una estructura corporal o de una función fisiológica. Las funciones fisiológicas incluyen las mentales. Con "anormalidad" se hace referencia estrictamente a una desviación respecto a la norma estadística establecida y sólo debe usarse en ese sentido."

(2)El certificado de minusvalía es un documento oficial, expedido por la Administración Pública, mediante el que se acredita, tras valoración multiprofesional, la existencia de deficiencia. Se denomina minusvalía al mantenerse la terminología anterior a la CIF, que entendía por tal la relación desfavorable con el entorno, los efectos negativos de la existencia de alguna deficiencia. El grado de minusvalía se expresa en porcentaje y se considera que existe minusvalía, a efecto de obtención de prestaciones y beneficios compensatorios, cuando se alcanza un grado igual o superior al 33 por 100 de la misma.